Los romanos sólo son chicos

16 mayo 2020
  • Vamos a hacer un dibujo de lo que sabemos sobre el Imperio Romano. Dice, en este caso, el maestro a su alumnado de tercero de primaria.

El alumnado, de forma individual, se mete de lleno en sus dibujos. Durante la media hora que deja el maestro para que el alumnado haga sus dibujos, surgen esas representaciones que han ido construyendo a lo largo de su infancia por influencia de la escuela, de los juguetes y dibujos animados que consumen, de las familias…

  • Que levante la mano quien haya dibujado una guerra, dice el maestro a la clase.

La mayoría levantan la mano. Sienten haber acertado que de eso se trata el Imperio Romano. Se comentan el resto de ideas que han surgido en la clase. Todo el conteo sobre el tipo de acontecimientos que se han representado se va haciendo en la pizarra.

  • Que levante quien haya dibujado hombres en sus dibujos, continúa el maestro.

Mayoría absoluta esta vez. En todas las representaciones hay hombres, la mayoría guerreros.

  • Que levante la mano quien haya dibujado mujeres en sus dibujos, dice el maestro.

Pocas manos se levantan esta vez. El alumnado se mira extrañado, como no comprendiendo qué pasa.

  • Que levante la mano quien haya dibujado gente joven, niños y niñas en sus dibujos, dice ahora el maestro, quien estaba poniendo en una encrucijada al alumnado.

Pocas manos vuelven a levantarse y el asombro cada vez es mayor por parte del alumnado. No entienden por qué su maestro les está haciendo esas preguntas.

  • Un alumno, levanta la mano y dice: Pero es la época de los romanos. “LOS” “ROMANOS”. Son chicos.

Clase de tercero de Educación Primaria. Primera sesión de la propuesta educativa sobre el Imperio Romano. Basado en hechos reales.

* * *

¿Utilizo un lenguaje inclusivo en el aula? ¿Qué es realmente usar un lenguaje inclusivo en el aula? Cuando hablo de “lo normal” ¿a qué me refiero? Si echamos un vistazo general a las rutinas y espacios de compartir durante el día en el aula, observaremos que nos cuesta un montón escapar de la dicotomía biologicista sexo-género. La mayoría de las veces pensamos y expresamos como si sólo hubiera dos géneros posibles y omitimos otras realidades que no se ven reconocidas en nuestro discurso, siendo a veces incluso excluyentes. No es que se obvien por completo realidades diversas y plurales en nuestras aulas, pero muchas veces quedan en un plano más secundario, casi anecdótico, quedando a un lado del discurso o la mirada general en los diferentes momentos en que se trabaja con jóvenes. Aquí va una invitación interesante… ¿Cuándo mantengo ese binarismo? ¿Por qué? ¿Qué influencia ejerce sobre mi alumnado? ¿Qué impacto genera socioculturalmente en nuestro contexto?

Uno de los factores más susceptible a revisión, sin duda alguna, es el lenguaje, la amplitud de la mirada en términos de intersexualidad y no binarismo de género. Ignoramos por completo que el término sexo, también pasa un filtro cultural. Incluso lo anteponemos al concepto género para hacer hincapié en su distinción. Tenemos muy asumido de forma “natural” que lo biológico es algo aséptico, constante, inmutable… Y que nuestra forma de nombrarlo también lo es. Cuando creíamos que éramos inclusivos por integrar el femenino y sustantivos genéricos tanto dentro como fuera de la escuela, resulta que estábamos obviando por completo que el abanico va mucho más allá del binarismo tan naturalizado hombre/mujer. Haciendo invisibles determinadas realidades. Naturalizando ese binarismo del que tanto nos cuesta escapar. Y es que tenemos tan asumido e incorporado en nuestras representaciones sociales este aspecto, que deconstruirlo a veces resulta realmente complicado.

Estas reflexiones, no han de servir sino para animar a seguir repensándose, a valorar más que nunca la importancia de la educación y la reeducación, en este sentido, de muchos de los aspectos con los que hemos tragado durante toda nuestra vida quienes ahora somos profesionales de la educación y que ahora constituyen nuestra forma de significar el mundo. Estas reflexiones deben seguir animando a caminar junto con el alumnado, a ponernos a la escucha atenta de todas las realidades. Imaginemos el impacto para su desarrollo como personas al no sentirse reconocidas por no encajar con la norma.

Los lenguajes determinan realidades. Si no nos ponemos al servicio de la pluralidad y la diversidad y dejamos a un lado lo normativo, estamos provocando que el alumnado naturalice este tipo de discursos excluyentes. ¿Qué tipo de escuela queremos? ¿Una que transforme o una que reproduzca los patrones que marca el sistema? Porque en el Imperio Romano, -como en la actualidad- seguro que había personas que no se sentían representadas por el binarismo hombre/mujer.

2 Comentarios

  1. Marta

    Sin duda una reflexión muy acertada, como tantas otras del blog. Muchas gracias por invitarnos a pensar, a reflexionar y a (re)educarnos.

    Responder
  2. Miriam Arquero

    ¡Hola! Soy @mirimmaestra y soy autora de mi blog Desde la mirada infantil, donde subo recursos y materiales para descargar de forma libre 😊
    Me encantaría que te pasaras por mi blog, y así compartir y conformar un aprendizaje docente ♥ https://desdelamiradainfantil.blogspot.com/
    PD: ¡Me encanta todo tu blog, haces una labor y un trabajo brutal!

    Responder

Dejar una respuesta a Marta Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar…

¿Lunes sin carne?

¿Lunes sin carne?

Desde nuestro punto de vista, las actividades extraescolares juegan un papel importante a la hora de promover un enfoque ecosocial transversal en la educación. Entre ellas, destaca el comedor escolar; por su gran potencial de transformación. Ese espacio de...

La educación a distancia es urbanocéntrica

La educación a distancia es urbanocéntrica

Hoy, en el imaginario de muchas personas, parece casi imposible que haya familias que carezcan de un ordenador con conexión a internet en casa o de jóvenes que no dispongan de un móvil con datos. De no ser así, en el estado de alarma actual, la opción de aprovechar el...

¿Estamos educando a nuestro alumnado para este tipo de situaciones?

¿Estamos educando a nuestro alumnado para este tipo de situaciones?

En este tiempo de incertidumbres que nos ha tocado vivir, donde las realidades cambian de un instante a otro y donde las certezas de una vida estable en lo laboral y lo familiar se desvanecen, se hace más oportuna que nunca la pregunta de si estamos educando a nuestro...