Extraescolares con miga

19 diciembre 2019

Repensando el pre-deporte.

Acaba la jornada a las cinco de la tarde, pero las familias no podemos ir a por las peques todavía. Mucho trabajo en la oficina y nuestros familiares no están libres hoy. ¿Qué extraescolares ofrecen este curso para facilitarnos las tardes? Pues este año ofrecen predeporte. No tenemos claro lo que se hace allí, pero seguro que se moverán. ¡Pues esta mismo!

Predeporte, psicomotricidad, o como queramos llamar a esa búsqueda de coordinación, mejora de la autoestima, desarrollo del trabajo en grupo y valoración de las capacidades personales. Puede ser una actividad muy básica, una extraescolar para facilitar la recogida del alumnado a las familias. O no.

¿Y si le damos la vuelta? ¿Y si le sacamos miga?

Esta actividad tan conocida en los coles como extraescolar y que está dirigida principalmente a la etapa de Educación Infantil, es una oportunidad idónea para involucrar a un grupo en un proyecto transformador, motivador y mágico, para hacer de cada cual su mejor versión. Pues para eso hemos venido al mundo, ¿no?

Quien es responsable de una actividad extraescolar, ha de poner atención a TODO lo que ocurre en ella: desde que recoge al grupo hasta que les deja saltar de vuelta a los brazos de sus familias o a la emoción del patio libre. La merienda, el uso de materiales, la recogida de la basura originada, el cariño con el que se trata a todo aquello que nos rodea (ya sean compañeras, bancos de madera o mochilas), el respeto al medio ambiente, la integración de la mirada de género, el disfrute del tiempo atmosférico (sea frío o sea cálido) … TODO se puede tratar desde una extraescolar. Se ha acabado la jornada lectiva, pero la educación nunca para. Y cada tarde, ¿por qué no convertir una sesión de predeporte en un mini-proyecto capaz de despertar conciencia, empatía y participación?

Y cuando acabamos, nuestro material bien guardado entre todo el grupo, nuestro suelo limpio como lo encontramos, nuestras mochilas usadas con cariño y con calma, saltemos a los brazos de la familia y que descanse el equipo de astronautas, el poblado de Madagascar, los animales que viven en el arrecife, pero siempre con ellos en nuestro corazón.

Extraescolares con miga son aquellas donde el alumnado interioriza los beneficios de merendar fruta, en círculo, compartiendo el tiempo y la calma. Donde cada cual se responsabiliza de sus cosas y las trata con cariño, porque son suyas y valiosas. Donde se fomenta la escucha a los demás, se da protagonismo a cada participante y se da libertad a la imaginación. Donde se hace crecer el don de cada persona. Donde se participa, se superan miedos y vergüenza. Donde se pueden trabajar temas cruciales como la valoración y el cuidado de nuestra Tierra, la equidad de género, la resolución de los conflictos, en cada instante.

¿Y tú? ¿Le sacas miga a tu extraescolar?

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar…

Zahara podría estar en tu clase

Zahara podría estar en tu clase

En el último post hablábamos de una dinámica para la clase de Lengua en la que analizamos una canción que nos había propuesto el alumnado. Y que, en un principio, catalogaban de «feminista». A lo largo de la sesión, sin embargo, fuimos viendo cómo ésta estaba plagada...

‘Amiga, esto e’ pa’ ti, que de ti él se quiere aprovechá’

‘Amiga, esto e’ pa’ ti, que de ti él se quiere aprovechá’

Amiga, esto e' pa' ti, que de ti él se quiere aprovechá' Que te dice que te quiere, pero no te quiere na' Con palabra' bonita' te quiere endulzá' Para usarte, enamorarte y luego dejarte como si na' Así empezaba la canción que mi alumnado me proponía poner en clase de...